Youkoso Jitsuryoku – Volumen 1 – Capítulo 2 – Introducción

LOS ESTUDIANTES DE LA CLASE D

 

En el segundo día de clases, aunque técnicamente era el primer día de clases, la mayor parte del día fue utilizado para repasar políticas y reglas. Muchos de los estudiantes tenían sus expectativas completamente destrozadas por lo amables y amigables que eran los profesores. Habiendo causado una gran conmoción el otro día, Sudou fue dejado de lado mientras dormía como un tronco durante la clase. Los maestros lo notaron durmiendo, pero ninguno hizo una indicación como para detenerlo.

 

Después de todo, la decisión de escuchar la lección o no es nuestra elección, por lo que el profesor no estaba preocupado. ¿Es así como los maestros interactúan con los estudiantes que ya no forman parte de la educación obligatoria?

 

En este ambiente relajado, pronto se convirtió en la hora del almuerzo. Al levantarse de sus asientos, los estudiantes comenzaron a salir a comer con sus conocidos. No pude evitar mirar con envidia hacia los demás. Lamentablemente, no pude hacer ningún amigo íntimo con mis compañeros de clase.

 

“Lamentable.”

 

La única persona que notó mis sentimientos se burló de mí.

 

“… Qué. ¿Qué es lamentable?”

 

“’Quiero que alguien me invite. Quiero almorzar con alguien.’ Tus pensamientos son realmente obvios.”

 

“Tú también estás sola. ¿No te sientes de la misma manera? ¿O planeas quedarte sola durante los próximos tres años? ”

 

“Sí. Me gusta estar sola.”

 

Ella respondió rápidamente, sin ninguna vacilación. Parece que ella realmente se siente de esa manera.

 

“En lugar de preocuparte por mí, preocúpate por ti mismo.”

 

“Bueno… ”

 

Después de todo, no fui yo quien dijo orgullosamente que no podía hacer amigos.

 

Para ser honesto, parece que el futuro cercano será preocupante porque no pude hacer ningún amigo.

 

Después de todo, el estar solo también destaca. Si me convierto en el objetivo de acosos, ciertamente sería muy evidente.

 

Ni siquiera un minuto después de sonar la campana, la mitad de la clase se quedó vacía.

 

Las personas que se quedan, quieren ir, pero están solas como yo, están durmiendo y sin prestar atención, o les gusta estar solas como Horikita.

 

“Estaba pensando en ir a comer, ¿alguien quiere venir conmigo?”

 

Dijo Hirata mientras se levantaba.

 

Con ese tipo de pensamiento, se ve como un verdadero riajuu (alguien que lleva una vida real satisfactoria).

 

Había estado esperando a que mi salvador llegara todo este tiempo, es una oportunidad perfecta para mí.

 

Hirata, voy para allá. Armándome de valor, levante lentamente mi mano …

 

“Yo también voy!” “¡Yo también yo también!”

 

Cuando vi a Hirata rodeado de chicas, volví a bajar la mano.

 

¿Por qué esas chicas tomaron mi lugar? ¡Esa era mi oportunidad de ser amigo de él! ¡Sólo porque es un ikemen no significa que ustedes pueden irreflexivamente ir a la cafetería con él!

 

“Qué triste.”

 

Otra risa burlona y una mirada desdeñosa provenían de Horikita.

 

“No trates de adivinar lo que piensan los demás”.

 

“¿Hay alguien más?”

 

Sintiéndose un poco solo por la falta de otros chicos, Hirata miró alrededor de la clase.

 

Cuando me vio, nuestros ojos se encontraron.

 

¡Está aquí! ¡Hirata me ha notado! ¡Un hombre que quiere que lo invites está aquí!

N/T: WDF ese Ayanokouji quiere que lo noticeen

 

Después de que se encontraran nuestros ojos, su mirada se clavó en mí.

 

¡Como era de esperar del riajuu, él entendió mis problemas!

 

“Umm, Ayanoko───”

 

Hirata trató de llamar mi nombre, pero en ese momento,

 

“¡Hirata-kun, date prisa!”

 

Las chicas se apoderaron de los brazos de Hirata sin que me noten completamente.

 

Ahh … La mirada de Hirata fue robada por las chicas. Después, él y las chicas salieron del aula. Lo único que quedaba era mi brazo extendido.

 

Sintiéndome avergonzado, fingí que estiré el brazo para rascarme la cabeza.

 

“Bien entonces.”

 

Enviándome una última mirada de lástima, Horikita dejó la clase completamente sola.

 

“Eso fue inútil …”

 

A regañadientes, me puse de pie y decidí ir solo a la cafetería.

 

Si no me apetece comer solo, iré a comprar algo a la tienda de conveniencia.

 

“Ayanokouji-kun … ¿verdad?”

 

En mi camino hacia la cafetería, de repente me detuvo una hermosa chica. Ella es Kushida, una de mis compañeras.

 

Porque era la primera vez que la miraba desde el frente, mi corazón se volvió doki doki.

 

Cabello liso, corto y castaño que llegaba a la parte superior de los hombros. No era vulgar de ningún modo, pero la escuela aprobó recientemente faldas más cortas, así que era obvio que su uniforme era uno nuevo.

 

En su mano había una bolsa con un montón de llaveros en ella, no podía decir si llevaba una bolsa o si llevaba muchos llaveros.

 

“Soy Kushida de la misma clase. ¿Recordarás mi nombre?”

 

“Claro, supongo que puedo. ¿Que necesitas de mí?”

 

“En realidad … me gustaría preguntarte algo. Es una pregunta corta, pero Ayanokouji-kun, por casualidad, ¿estás en buenos términos con Horikita-san? ”

 

“No somos particularmente cercanos. Sólo conocidos. ¿Ella hizo algo?”

 

Parece que su objetivo era preguntar sobre Horikita. Me siento un poco triste.

 

“Oh ya veo. ¿No se estaban llevando bien el primer día de escuela? Les pedí a todos uno por uno su información de contacto, pero … Horikita se negó a decírmela.”

 

Esa chica, ¿qué está haciendo? Si se le fue pedido su contacto por una chica asertiva como ella(Kushida), ella podría haberme ayudado y haberlo compartido conmigo. Luego de eso, podría haberme familiarizado con la clase.

 

“También, el día de la ceremonia de entrada, ¿no estaban ustedes dos hablando entre sí frente a la escuela?”

 

Teniendo en cuenta que también estábamos en el mismo autobús juntos, no es sorprendente que nos viera a los dos juntos.

 

“¿Qué tipo de personalidad tiene Horikita? ¿Es ella del tipo que solo habla con sus amigos cercanos?”

 

A pesar de que quiere conocer a Horikita, sólo puedo escuchar sus preguntas, pero no responder a ninguna de ellas.

 

“Creo que no es muy buena interactuando con los demás. ¿Por qué quieres saber sobre Horikita?”

 

“Durante las auto-presentaciones, Horikita-san salió de la clase, ¿verdad? Parecía que no hablaba con nadie, así que estaba preocupada por ella.”

 

Ella dijo que quería llevarse bien con todos en su presentación.

 

“Entiendo, pero solo la conocí ayer, así que no puedo ayudarte.”

 

“Fuun … así que así era. Pensé que ustedes dos eran amigos antes de venir a la escuela secundaria. ¡Perdón por hacerte una pregunta extraña de la nada! ”

 

“No, está bien. ¿Aunque por qué sabes mi nombre?”

 

“¿Qué, no te presentaste tú mismo? Me aseguré de memorizar los nombres de todos.”

 

Kushida escuchó mi penosa auto-presentación.

 

Por alguna razón me siento muy contento de escuchar eso.

 

“¡Una vez más, llevémonos bien, Ayanokouji-kun!”

 

Aunque me sentí un poco perplejo por su mano extendida, me limpié las manos en mis pantalones y luego estreché su mano.

 

“Encantado de conocerte también… ”

 

Hoy fue un día de suerte. Aunque hubo algunos momentos malos, también los hubo buenos.

 

Y como los humanos piensan convenientemente, rápidamente me olvidé de los malos momentos del día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: