Youkoso Jitsuryoku – Volumen 1 – Capítulo 1 – Parte 4

Alrededor de la 1pm, llegué a los dormitorios que serían mi hogar por los próximos tres años.

 

Después de que la recepcionista del primer piso me dio una llave electrónica para la habitación 401 y un manual de información, subí al ascensor. Mientras hojeaba el manual, vi la hora y el día para el desecho de basura y una advertencia para no hacer mucho ruido. También decía, no desperdiciar agua y electricidad tanto como sea posible.

 

“Ellos realmente no ponen límites en el uso de gas y electricidad, eh …”

 

Pensé que se restarían de nuestros puntos automáticamente.

 

Esta escuela realmente realizo grandes cambios por el bien de los estudiantes.

 

Aunque me sorprendió que implementaran dormitorios mixtos. Para una escuela que prohíbe las relaciones entre los estudiantes, los dormitorios mixtos se sentían fuera de lugar. En otras palabras, el sexo era un no-no.

 

Bueno, obviamente.

 

Es difícil creer que una vida tan mimada y fácil puede capacitar a los estudiantes para ser adultos admirables, pero dada la situación actual, los estudiantes probablemente deberían usar todo lo que les dieron.

 

La habitación es de 8 tatamis (3.5m * 3.5m aprox.) Esta es mi casa a partir de hoy. Es también mi primera vez que vivo solo. Hasta la graduación, tendría que vivir sin contactar a nadie fuera de la escuela.

 

Sin querer, dejé escapar una sonrisa.

 

La escuela tenía una alta tasa de empleo, y se jactó de las mejores instalaciones y oportunidades de entre todas las escuelas secundarias en Japón.

 

Para mí, sin embargo, estas no eran tan importantes para mí. Tenía una gran razón para elegir esta escuela. En la escuela media, se me prohibió asociarme con amigos, parientes y otros estudiantes.

 

Por eso elegí esta escuela.

 

Soy libre. Libertad. En inglés eso es “Freedom”. En francés es “liberté”.

 

¿No es la libertad lo mejor? Puedo comer, dormir y jugar cuando quiera. Sin que nadie me ordene, puedo graduarme en paz ahora.

 

Hablando francamente, antes de pasar el examen, el resultado no me importaba.

 

Sólo había una ligera diferencia entre pasar y no pasar.

 

Sin embargo, cuando los resultados salieron, estaba muy contento de haber ingresado.

 

Nadie puede juzgarme u ordenarme ahora.

 

Puedo rehacer … no, empezar de nuevo. Un nuevo comienzo, una nueva vida.

 

De todos modos, planeo tener una divertida vida estudiantil a partir de ahora.

 

Sin preocuparme por mi uniforme, salté a la cama. Sintiéndome sin nada de cansancio, traté de calmarme, esperando mi futura vida escolar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: